El Studebaker de Carmen Amaya

Carmen Amaya (1918-1963) se fue de España con el estallido de la Guerra Civil, en 1936, y volvió once años más tarde, en 1947, consagrada como una artista de fama mundial.

A su vuelta a Barcelona fue entrevistada, entre otros, por José del Castillo para el periódico Solidaridad Nacional, el 18 de diciembre de 1947. Carmen estaba representando su espectáculo Embrujo Español en el Teatro Tívoli de Barcelona y el famoso locutor de entonces Gerardo Esteban, de Radio Barcelona, hacía las presentaciones del elenco. La crónica decía esto:


Carmen, con Gerardo, el popular locutor de Radio Barcelona, el viejo amigo de antes de la gira triunfal por América, hace la presentación familiar con palabras y gestos de rito: Antonia Amaya, bailarina; Leonor Amaya, bailarina; María Amaya, la “peque” de la familia; Francisco Amaya, concertista de guitarra. Porque primero se trata de conocer a la familia. Y el apellido se repite, conforme golpea en su sangre el ritmo caliente de embrujos sabios. Juan José, recitador; Teresa y Luisillo, pareja de baile; Chiquito de Triana; Pepita Lláser; La Faraona y Agustín de Triana.
[falta mencionar a Antonio Amaya que también actuaba en el espectáculo]

[…]


La bailarina genial recuerda su última actuación en Barcelona, hace doce años, cuando hizo la película María de la O. Gerardo le ayuda en la proyección retrospectiva. Porque -dice Carmen- Gerardo es como si fuera mi hermano. ¿Te acuerdas del Studebaker colorao que tenía en Valladolid?

Carmen Amaya debutó en Valladolid el 17 de julio de 1936, el día del Alzamiento Nacional.

-Yo era un crío -asegura la bailarina-. Mi padre me dejaba encerrada en la habitación del hotel sin dejarme salir. Y como no me permitía fumar, Gerardo me tiraba pitillos por la ventana. Desde allí marchamos a Lisboa y luego a Buenos Aires, Nueva York y todo el continente americano.

– ¿Y allí los triunfos definitivos?

– Yo cuento la feria conforme me ha ido. Sólo puedo hablar maravillas de aquellas tierras. Suerte y dinero. ¿qué más se puede pedir?

[…]

El Studebaker colorao de 1936 podría ser un modelo parecido a este:

En Valladolid se acuerdan perfectamente de que Carmen estuvo allí en julio de 1936 y de que tuvieron que hacer cuartel general en el Bar Postal durante unas cuantas semanas, hasta que pudieron marchar a Lisboa.

🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s